3 abril, 2018 imdesign 0Comment

Buenos días!! por acá nuevamente en la cocina… Les quiero compartir algo que nunca tiene que faltar en mi casa. Las mermeladas caseras. Hace ya cuatro años que no compramos mas mermeladas en el supermercado. La verdad que hacerlas es muy fácil y es las que se compran no siempre están hechas ni con la mejor fruta y para endulzar y conservar se usas cosas que no siempre son buenas. En cambio en casa podemos controlar todos los ingredientes y ademas dependiendo la fruta de estación siempre se puede tener mucha variedad y se pueden conservar naturalmente por varios meses.

Las frutillas son la fruta de estación de febrero a Mayo, en Italia se consiguen hermosas frutillas, dulces, sabrosas y coloradas. Este año con el frío recién se comenzaron a ver a principio de Marzo. Esperemos que se extienda y las podamos seguir comiendo hasta el verano.

La fruta no debe de estar ni muy verde ni muy madura. Ya que sino obtendremos como resultado mermeladas poco espesas y difíciles de utilizar.

Les dejo la receta de la mermelada de frutillas para que la puedan poner en practica inmediatamente. Pero el procedimiento es muy similar para todas las frutas. Lo importante es elegir fruta fresca y de estación.

Mermelada de Frutillas

Ingredientes:

  • Frutillas 1kg
  • Azúcar 800 grs
  • Limón 1/2

Preparación:

Lavar y limpiar muy bien las frutillas. Poner en un recipiente y pesar la cantidad exacta de fruta. Este es un paso importante porque según el peso vamos a incorporar la cantidad de azúcar. Si la cantidad no es exacta, basta hacer regla de tres para sacar la cantidad de azúcar que necesitamos.

Una vez que incorporamos el azúcar dejamos reposar las frutillas, el azúcar y el jugo de limón por una hora. Revolvemos muy bien y lo llevamos a fuego medio por 5 minutos o hasta que comience a hervir. Bajamos el fuego y procesamos las frutillas. Yo lo hago con la minipimer y no proceso toda la fruta porque me gusta la mermelada con algunos trocitos de fruta. Otra opción es cortar bien chiquita la fruta antes de poner el azúcar de esta forma se deshace naturalmente sin necesidad de usar la minipimer.

Cocinamos por 30 a 40 minutos hasta llegar al punto justo de cocción. Esta es la parte difícil…

Como saber la cocción justa…

La falta o el exceso de cocción es un punto importante para lograr una buena mermelada. El momento óptimo será cuando el azúcar consigue enlazarse con la pectina de la fruta y esto ocurre más o menos a una temperatura de 105 grados. Así que lo ideal es tener un termómetro de cocina y cuando nuestra mermelada alcance esa temperatura podemos considerar que ya está cocida.

Si no tienes un termómetro, como en mi caso, hay otros trucos.

  • El primero sería echar una gota de mermelada en un papel de cocina y ponerlo en vertical,si la gota resbala como una lágrima aún le falta cocción a tu mermelada, tienes que seguir uno poco más cocinándola.
  • Coge un vaso lleno de agua y tira una gota de mermelada caliente dentro. Si la gota baja hasta el fondo y no se rompe, significa que tu mermelada ya está lista; en caso contrario, le falta cocción.
  • Poner al principio de la cocción dos o tres platillos pequeños dentro del congelador. Cuando creas que se acerca el final de la cocción saca uno y pon un poco de la mermelada en el centro del plato, colócalo de nuevo en el congelador durante dos o tres minutos. Cuando haya pasado el tiempo, saca el plato de nuevo y empuja con la punta del dedo la gota de mermelada, el punto correcto es si se ha formado una piel superficial y la gota se arruga, si está todavía lisa y algo líquida le falta cocción.
  • Por último también puedes comprobar su punto pasando una espátula por la mermelada, si está pasa por encima de la cuchara formando una capa fina y líquida, tu mermelada aún necesita más cocción. El punto será cuando de la espátula caiga una gota gruesa que se desliza pesadamente.
Mermelada de frutilla, lista para comer…

Envasado

Para conservar nuestras mermeladas por mas tiempo es importante hacer un buen envasado. Para esto hay un procedimiento que no falla.

  1. Lavar con cuidado frascos de vidrio (no tienen que ser nuevos). Preferentemente tienen que ser no muy altos para poder sumergirlos bajo agua en una olla, ni muy grandes para conservar mejor las propiedades de la fruta.
  2. Colocar en una olla totalmente cubiertos de agua y hervirlos durante 20/30 minutos.
  3. Colocar la mermelada dentro y cerrar muy bien. Controlar que quede bien limpio el pico del frasco antes de cerrar. Yo coloco la mermelada aun caliente y esto me garantiza el cierre al vació a un 100%
  4. Colocar nuevamente en una olla totalmente sumergidos, una vez alcanzado el punto de ebullición apagar el fuego y dejar a baño maría por 20min.
  5. Retirar y dejar enfriar los frascos boca abajo.
  6. Comprobación del cierre: apretar la tapa (sin ejercer demasiada presión) y si no hace ningún ruido el cierre es perfecto.
Envasando
,

Espero que les guste y lo pongan en practica. No dejen de poner sus comentarios que me hacen muy feliz leerlos, y si quieren compartir! super agradecida!  Hasta la próxima!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *